LA MEDIACIÓN


Nos dedicamos exclusivamente a la Mediación, nuestros mediados salen satisfechos porque no se cruzan otros intereses. Cada conflicto, sea del carácter que sea, es atendido como si fuera el único, tiene nuestra personal atención y disposición para el conocimiento del conflicto y su encausamiento, porque conseguir llegar a un punto, en el que las partes convengan es nuestro objetivo. Escuchamos su caso. Áreas en las que mediamos por ejemplo:

1. Protección de los derechos: al honor, intimidad o la propia imagen

2. En Familia:

La naturaleza del matrimonio. Parejas de hecho. Separación, disolución, divorcio. Novedades.

Relaciones personales, patrimoniales y jurídicas de las parejas nacionales y de las parejas internacionales. El régimen económico matrimonial. Los sistemas económico-matrimoniales.

La negociación de las responsabilidades parentales. Los diferentes tipos de custodia de los hijos. Conflictos entre Padres-hijos-nietos, hijos-padres, hermanos-hermanos.

La explicación de la ruptura a los hijos. El reparto de los tiempos con los menores.

La negociación de las responsabilidades económicas en mediación. Elaboración de los distintos tipos de presupuestos.

Bienes gananciales y bienes privativos. La elaboración del inventario. La valoración de los bienes. La atribución de los distintos lotes. Las características de la negociación del reparto de bienes en la mediación.

Testamentarios, albaceazgo, Sucesiones reparto, adjudicación de bienes.

3. En conflictos de Comunidad y Vecindad. Propiedad horizontal y comunidades de bienes

4. En conflictos con la Administración Pública: Con los entes públicos, Relaciones con las administraciones Municipales, Provinciales, Autonómicas o Estatales

5. En conflictos Escolares:

6. En conflictos Mercantiles: Conflictos entre socios y/o con los órganos de administración de las sociedades mercantiles

7. En conflictos Medioambientales: Que afecten a la fauna, mascotas, paisaje, la cultura o al medioambiente

8. Asesoría en contratación con cláusula de Mediación

En España, y en especial las Comunidades Autónomas, se ha visto en la mediación un instrumento de desconflictivación y tutela de los ciudadanos y es así como se llega a la ley 5/2012 del 6 de julio, reconociendo legalmente la tutela de los derechos a través de otras vías, no judiciales ni jurisdiccionales. Esta norma se complementa con el Real Decreto 980/2013 dotándonos de reconocimiento a los Mediadores como profesionales universitarios que han recibido una formación reglada, especializada e impartida por centros oficialmente reconocidos, que pueden actuar extrajudicial de forma preventiva e intrajudicial.

Si estas tensiones son canalizables hacia soluciones consensuadas estamos dentro de criterios de equilibrio y normalidad. Pero hay otras determinadas situaciones en las que las tensiones no son fácilmente reconducibles. Ese enfrentamiento que se produce entre intereses no controlados y de difícil acuerdo nos conduce a una situación de confrontación donde se puede dar incluso violencia verbal o actitudes o comportamientos negativos, estaríamos entonces ante un conflicto disfuncional.

Vale la pena reiterar que la mediación es en si misma un proceso innovador en la que se involucra la posibilidad no solo de efectuarla en el despacho, a domicilio y on line a traves de :

II) MEDIOS TECNOLÓGICOS APTOS PARA LA MEDIACIÓN

1. MEETINGBURNER

Un servicio online sin necesidad de descargas adicionales que incluye integración con Skype, para las sesiones de mediación con transmisión en vivo desde la pantalla del mediador y los mediados, siendo posible obtener las estadísticas para registrar la interacción de los usuarios presentes en la charla.


LA MEDIACIÓN COMO UN TRÁMITE NECESARIO PARA ACCEDER A LA VÍA JUDICIAL


La mediación es una figura complementaria de la Administración de Justicia para la resolución extrajudicial de conflictos en los ámbitos civil, familiar y mercantil entre otros , de una forma más ágil y moderna persiguiendo además descongestionar la saturación de trabajo de los juzgados.

Es rápida y económica para los afectados es una ventaja que no solo implica ahorro de tiempo y dinero sino también reduce la exposición emocional y tensional de las partes, llegándose en la mayoría de los casos a la recuperación de las relaciones, personales, sociales y económicas ya que las partes controlan el resultado del conflicto.

• Es una forma alternativa para resolver conflictos con el menor desgaste emocional, de tiempo y económico posible.

• Podrán resolverse conflictos antes de un proceso de forma preventiva, (extrajudiciales) o durante el proceso (intrajudiciales) para llegar entre otras a un acuerdo razonable y justo.

• Es confidencial (nada de lo que aquí se vea o se diga podrá ser usado en un proceso).

• La neutralidad se garantiza al no haber tenido contacto ni haber asesorado con anterioridad a las partes.

• Es voluntaria, ya que podrán asistir al mediador antes de iniciar un proceso en los casos indicados y en los demás podrá acudir voluntariamente cuando lo necesite. Es creativa cada conflicto es diferente .

Se podrá asistir ante un mediador voluntariamente en forma extrajudicial o judicial en los siguientes casos:

1. Medidas que se adopten con ocasión de la declaración de nulidad del matrimonio, separación, divorcio o las relativas a la guarda y custodia de los hijos menores o alimentos reclamados por un progenitor contra el otro en nombre de los hijos menores, así como aquellas que pretendan la modificación de las medidas adoptadas con anterioridad.

2. Responsabilidad por negligencia profesional.
3. División judicial de patrimonios.
4. Conflictos entre socios y/o con los órganos de administración de las sociedades mercantiles. Reclamaciones en materia de responsabilidad extracontractual.
5. Alimentos entre parientes.
6. Propiedad horizontal y comunidades de bienes.
7. Derechos reales sobre cosa ajena.
8. Contratos de distribución, agencia, franquicia, suministro de bienes y servicios siempre que hayan sido objeto de negociación individual.
9. Reclamaciones de cantidad inferiores a 2.000 euros entre personas físicas cuando no traigan causa de un acto de consumo.
10. Defectos constructivos derivados de un contrato de arrendamiento de obra.
11. Protección de los derechos al honor, intimidad o la propia imagen.
12. Procesos arrendaticios que hayan de ventilarse por los cauces del juicio ordinario.